MENU

Gobierno desarrolla plan para captar talento, centrado en facilitar...

La nueva gestión de los negocios agropecuarios

agosto 31, 2017 Comentarios desactivados en Columna de Emilio Tuneu: Cómo gestionar el talento en tiempos de millennials Views: 549 BLOGS

Columna de Emilio Tuneu: Cómo gestionar el talento en tiempos de millennials

La palabra Millennial está de moda y la demostración de lo que digo está en proliferación de estudios sobre sus características y comportamiento, es más, por momentos parecen más cobayos de laboratorio que personas. Y es que además de la radiografía constante a la que son sometidos, los Millennials son el blanco preferido de críticas despiadadas en redes sociales. Perezosos, agrandados, inconformistas irreprimibles, hambrientos de reconocimiento, inestables, poco amigos del trabajo, dribleadores de responsabilidades, son algunos de los dardos que recibe por estos días una generación entera.

Pero mejor analicemos esta palabra de moda. Cuando hablamos de Millennials, nos referimos a personas nacidas entre 1985 y 2000 aproximadamente, por lo que son personas que oscilan entre los 17 años y los treinta y pico. No solo son muchos sino que si miras con atención gran parte de los que trabajan contigo son Millennials.

Por eso propongo que antes de seguir renviando memes y chistes, veamos el asunto desde otra perspectiva. Para empezar creo que el hecho de contar con esta generación en nuestras organizaciones es una gran oportunidad para todas las partes: para sus compañeros de trabajo, para los gerentes y socios que llevamos muchos años en la dirección pero especialmente para ellos.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que esta generación tiene grandes talentos. Son creativos, están hiperconectados (se enteran de todo como por arte de magia), tienen empuje, multitalentos, persiguen el reconocimiento y sobre todo son ambiciosos. Este último concepto muchos lo verán como un demérito y eso no se debe a los Millennials, sino a que el resto somos uruguayos. Por alguna misteriosa razón por estas tierras la búsqueda del éxito no está bien vista y en ese sentido los Millennials son contraculturales.

Entonces nos toca a nosotros obtener lo mejor de ellos y de esta situación, no debemos dejarlos fuera, tenemos que integrarlos a nuestras organizaciones para estar en sintonía con un mundo que se parece más a los Millennials que al viejo uruguayo. Pero con eso no basta debemos hacer más porque el mayor peligro de esta generación es que sus ambiciones sean de vuelo corto.

Hay que entender es que los Millennials no son culpables de ser hijos de la inmediatez. No tuvieron que hacer colas de una cuadra para pagar la luz, ni aguardar  tres meses para que les llegara un paquete desde el exterior, ni esperar una semana para ver el siguiente capítulo de su programa favorito. Hoy todo lo tienen al alcance de su mano, literalmente, porque pensemos que todo lo que enumeramos lo podemos hacer hoy desde un teléfono.

Ante esto nuestro deber es ayudarlos a  superar sus primeras frustraciones profesionales. Impulsarlos a saltar o directamente derribar los primeros muros que le surgen en el camino. En eso de la adversidad, sí que tenemos experiencia por eso somos las personas ideales para ayudarlos a manejar las situaciones de crisis y que las superen. En otros términos debemos socializarlos y mantener una gran confianza en ellos.

Seguramente en el camino nosotros, los más experientes, aprenderemos de ellos también, de sus ambiciones, de su fobia a la mentalidad burócrata que tanto daño nos hace. Creceremos juntos, superaremos obstáculos combinando talentos y haremos que la empresa sea un lugar de realización. Deberíamos pensar un poco más en esto antes de echarle la culpa “al Millennial”.

Camparte este artículoShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Tags: , , , ,

Comments are closed.