MENU

NOVEDADES RECIENTES EN MATERIA DE INCLUSIÓN FINANCIERA

Columna de Emilio Tuneu: RESIDIR Y TRABAJAR EN URUGUAY

abril 2, 2018 Comentarios desactivados en LEY DE INCLUSIÓN FINANCIERA- NOVEDADES A PARTIR DE ABRIL DE 2018 Views: 872 BLOGS

LEY DE INCLUSIÓN FINANCIERA- NOVEDADES A PARTIR DE ABRIL DE 2018

Por Juan Tuneu
Departamento Legal Baker Tilly

 

  1. Introducción

Desde este 1° de abril de 2018 se sigue adelante con la transición hacia el pago electrónico de los salarios en el servicio doméstico, así como entraron también en vigor las disposiciones que reglamentan los medios de pago a utilizar en los negocios jurídicos sobre bienes inmuebles y vehículos, y en las operaciones de montos elevados.

En este sentido, las operaciones relativas a bienes inmuebles y vehículos cuyo precio supere las 40.000 Unidades Indexadas (que a la fecha equivalen aproximadamente a la suma de U$S 5.000), deberán cumplirse a través de medios de pago electrónicos, cheques comunes o de pago diferido cruzados no a la orden o letras de cambio cruzadas emitidas por una institución de intermediación financiera a nombre del adquirente.

Dichas disposiciones aplican exclusivamente a los negocios jurídicos, definitivos o preliminares, celebrados u otorgados con fecha cierta a partir del 1° de abril de 2018. Esta norma regula únicamente la forma en que deberán realizarse los pagos en dinero derivados de este tipo de operaciones, exceptuándose los pagos en especies y las operaciones en las cuales no existe un precio a pagar. Consecuentemente, no se introduce modificación alguna sobre operaciones como permutas y donaciones de bienes inmuebles o vehículo, donde no se consagra un precio a pagar. Por los mismos motivos, tampoco se introducen cambios en lo que refiere a las herencias.

En los negocios encadenados se admitirá que la letra esté a nombre del adquirente del negocio jurídico que dio origen a la serie de negocios encadenados.

En las operaciones con saldo de precio, los pagos cancelatorios del saldo deberán realizarse mediante acreditación en cuenta o en instrumento de dinero electrónico. A tales efectos, se admitirán: A) depósitos directos en la cuenta o instrumento de dinero electrónico (ya sea depósito de dinero en efectivo, de cheques o de letras, por citar algunos ejemplos), B) transferencias electrónicas y C) la entrega, en forma directa al acreedor, de letras de cambio cruzadas a nombre del adquirente, o de cheques comunes o diferidos, cruzados y con la cláusula de “no a la orden”.

En lo relativo a las cuentas de origen y destino de los fondos, las mismas pueden estar radicadas en instituciones de intermediación financiera nacionales o internacionales. Asimismo, los pagos podrán efectuarse a través de instrumentos cuyo titular o emisor sea un sujeto distinto al que realiza la operación, (a modo de ejemplo, un padre que le compra un automóvil a su hijo, siendo válido que los fondos salgan de la cuenta del padre). En este sentido, los fondos podrán depositarse en una cuenta cuyo titular no sea el acreedor del negocio (siguiendo el ejemplo anterior, quien vende la motocicleta no requiere tener una cuenta bancaria para realizar la venta).

 

  1. Otras consideraciones a tener en cuenta

El Decreto 351/017 establece cómo deberán documentarse las operaciones. Así, deberán contener la individualización de los medios de pago utilizados, incluyendo el número identificativo del medio de pago, el importe pagado, el nombre de la institución de donde provienen lo fondos y cuando se trate de sujetos distintos a los que realizan la operación el nombre del emisor y receptor del medio de pago, según corresponda.

Dicho decreto también define el procedimiento de inscripción en los Registros Públicos de los negocios alcanzados por la norma, incluyendo los pasos a seguir para subsanar incumplimientos formales (al documentar la operación) o sustanciales (cuando se hubiera utilizado un medio de pago no admitido). De esta manera, los Registros Públicos no inscribirán en forma definitiva las operaciones o negocios jurídicos que no contengan los requisitos detallados anteriormente relativo a la documentación. Las individualizaciones y constancias que se hayan omitido podrán incluirse por certificación notarial adjunta.

Para el caso de los Escribanos Públicos, éstos no podrán autorizar escrituras ni certificarán firmas de documentos privado que incumplan total o parcialmente alguno de los requisitos impuestos por el presente decreto, hasta tanto se subsanen las individualizaciones o constancias omitidas o se pague la referida multa (25% del monto abonado o percibido incorrectamente, siendo solidariamente responsables tanto quienes paguen como quienes reciban dichos pagos). En caso de incumplimiento, serán de aplicación las sanciones disciplinarias previstas por la acordada de la Suprema Corte de Justicia número 7.533 de 22 de octubre de 2004, y modificativas, las cuales se destacan la suspensión de su profesión debido a delitos cometidos en ejercicio de su profesión.

Cabe destacar que ninguno de los incumplimientos señalados acarrea la nulidad del negocio jurídico.

 

  1. Disposiciones que restringen los medios de pago a utilizar en operaciones de montos elevados

 

El 1º de abril comenzarán a regir las disposiciones contenidas en los artículos 35 y 36 de la Ley de Inclusión Financiera, que restringen el uso de efectivo para el pago de operaciones de más de 160.000 Unidades Indexadas (las que a la fecha equivalen aproximadamente a la suma de U$S 20.000).

En este caso, los únicos medios de pago admitidos son:

  • Cheques comunes, diferidos, cruzados y con la cláusula de “no a la orden”
  • Medios de pago electrónico
  • Letras de cambio cruzadas

Quedan exceptuadas las operaciones en las que una de las partes sea:

  • Una institución de intermediación financiera
  • Una institución emisora de dinero electrónico
  • Una entidad que preste servicios financieros de cambio, crédito o transferencias domésticas y al exterior reguladas por el BCU
  • Una empresa cuya actividad principal sea la de realizar préstamos en dinero

 

Las disposiciones previstas tampoco serán de aplicación para los pagos que tengan una regulación específica en el marco de la Ley de Inclusión Financiera, como el pago de alquileres, compraventa de inmuebles y vehículos, entre otros.

La norma regula exclusivamente la forma en que deberán realizarse los pagos en dinero, por lo que no están comprendidos los pagos en especie (por ejemplo, el canje de mercaderías entre empresas), ni cualquier otra operación en la que no haya un precio a pagar en dinero.

 

  1. Incorporación gradual de los trabajadores del servicio doméstico al pago de salarios a través de medios electrónicos 

A partir del 1º de abril de 2018 los trabajadores del servicio doméstico que revistan el carácter de “mensuales” deberán cobrar su remuneración a través medios electrónicos, ya sea mediante acreditación en cuenta o en instrumento de dinero electrónico en la institución elegida por el trabajador. No estarán alcanzados en esta primera etapa los trabajadores inscriptos en el BPS como jornaleros, que se incorporarán al pago electrónico a partir del 1º de enero de 2019, pudiendo seguir cobrando en efectivo hasta ese momento.

Estas disposiciones no serán de aplicación en el caso de los trabajadores cuyo empleador estuviera percibiendo, al 31 de diciembre de 2017, una jubilación, pensión o retiro de cualquier instituto de seguridad social. En estos casos, la remuneración se podrá seguir abonando en efectivo.

Camparte este artículoShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comments are closed.