MENU

Análisis de la Ley de Transparencia Fiscal Internacional por...

Entrevista a Emilio Tuneu en El Observador: “A Uruguay...

febrero 14, 2017 Comments (0) Views: 454 BLOGS

Ley obliga a entidades financieras a revelar residencia fiscal de sus clientes

El 5 de enero de 2017 se promulgó la ley número 19.484 sobre Transparencia Fiscal Internacional, Prevención del Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo. En el marco de esta norma, aún sin reglamentar, se establece entre otros puntos que desde 1º  de enero de 2017 no podrán abrirse nuevas cuentas ni emitir títulos de deuda o participación sin cumplir con el requisito de declarar a la entidad financiera la residencia fiscal de las personas físicas, personas jurídicas u otras entidades y del beneficiario final en los casos que corresponda. Sin perjuicio que la reglamentación jugará parte importante en el entendimiento y aplicación de ésta, podemos realizar una lectura previa con base en la ley. En este artículo repasaremos el primer capítulo de la ley, denominado:

 

INFORME AUTOMATICO DE SALDOS Y RENTAS DE ORIGEN FINANCIERO A LA ADMINISTRACION TRIBUTARIA

 

Los artículos 1 a 21 de la ley tratan acerca del informe automático de saldos y rentas de origen financiero a la Dirección General Impositiva (DGI).

En el marco del Common Reporting Standard (CRS), Uruguay se ha comprometido a comenzar a intercambiar información con fines fiscales de modo automático para el año 2018.

Este primer capítulo de la ley brinda el marco jurídico interno para que las entidades financieras puedan cumplir sus obligaciones de reporte a la Dirección General Impositiva.

 

¿Quiénes están obligados a reportar?

  • Entidades financieras residentes en Uruguay;
  • Sucursales en Uruguay de entidades financieras extranjeras;

 

¿Qué se consideran Entidades Financieras obligadas a reportar?

  • Las que realicen actividad de intermediación financiera;
  • Todas aquellas entidades que realicen actividad de custodia o de inversión por cuenta y orden de terceros, aun cuando no estén bajo la supervisión del Banco Central del Uruguay. Dichas entidades estarán obligadas a informar aún en el caso que sean administradas por otra entidad financiera obligada a informar;
  • Las entidades de seguro, con relación a los contratos de seguro, cuando los mismos establezcan el reconocimiento del componente de ahorro en la cuenta individual, y los contratos de renta vitalicia;
  • El Poder Ejecutivo podrá excluir de la obligación a determinadas entidades financieras considerando objeto y bajo riesgo de evasión fiscal;
  • Asimismo, el Poder Ejecutivo podrá excluir de la obligación de ser informadas, a cuenta que resulten de bajo riesgo fiscal de acuerdo al monto y naturaleza de la cuenta;

 

¿Cuáles son las obligaciones que tienen las Entidades Financieras?

  • Identificar las cuentas mantenidas por personas físicas, personas jurídicas u otras entidades, ya sean residentes o no residentes en Uruguay;
  • Identificar la residencia fiscal de las personas físicas, jurídicas u otras entidades y de los beneficiarios cuando corresponda;
  • Relativo a dichas cuentas:
    • El saldo o valor de la cuenta al cierre del año civil así como su promedio anual durante el referido año o, en el caso de cancelación de la cuenta, la cancelación de la misma;
    • Toda ganancia o rendimiento generado por el saldo o valor en cuenta y por activos financieros en custodia o en inversión por cuenta y orden de terceros, cualquiera sea su naturaleza o denominación;
    • Títulos de deuda o participación en el capital de fideicomisos, fondos de inversión y otras entidades que realicen actividad de custodia o de inversión por cuenta y orden de terceros, así como los saldos correspondientes a cualquier beneficiario
  • Identificar el beneficiario final en cuentas de entidades no financieras pasivas o de riesgo;
  • Son entidades no financieras pasivas aquéllas cuyos ingresos correspondientes a rentas pasivas superen el 50% (cincuenta por ciento) de los ingresos brutos o más del 50% (cincuenta por ciento) de sus activos generen rentas pasivas;

 

¿Cuándo deben reportar?

  • Anualmente;
  • Plazo, forma y condiciones quedarán sujetos a la reglamentación del Poder Ejecutivo;

 

¿Desde cuándo deben comenzar a obtener las informaciones?

  • 1º de enero de 2017;

 

¿Y el secreto bancario?

  • Las entidades financieras obligadas a reportar no podrán oponer el secreto bancario establecido en el artículo 25 del Decreto-Ley Nº 15.322, de 17 de septiembre de 1982

 

¿Cuáles son las consecuencias?

  • A partir del 1º de enero de 2017 no podrán abrirse nuevas cuentas ni emitir títulos de deuda o participación sin cumplir con el requisito de declarar a la entidad financiera la residencia fiscal de las personas físicas, personas jurídicas u otras entidades y del beneficiario final en los casos que corresponda.
  • La omisión de recabar la información y de comunicar a la DGI la información recabada, hará pasible de multas a la entidad financiera.

 

¿Y qué más?

  • La ley obliga a las entidades financieras a reportar los titulares de las cuentas;
  • Se deben identificar y reportar cuentas de personas residentes o no residentes;
  • Las cuentas de personas no residentes podrán ser reportadas automáticamente a los países con los cuales Uruguay haya suscripto:
    • Convención sobre Asistencia Administrativa Mutua en Materia Fiscal y se hayan firmado los protocolos correspondientes;
    • Tratado de Intercambio de Información (TIEA) bajo el modo automático;
    • Tratado para Evitar la Doble Tributación (DTA) y que en el articulo 26 establezcan el intercambio automático de información;
  • El intercambio se realizará a partir de 2018, pero la información a intercambiar corresponde al año 2017;
  • La información en poder de DGI será secreta;
  • Las entidades financieras comunicarán a sus clientes con al menos 45 días de antelación, antes del primer suministro de información a la DGI;

 

 

 

Camparte este artículoShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.